Gabriel Ferrater nació en Reus en 1922 y murió en Sant Cugat en 1972. Este año, pues, celebramos el centenario de su nacimiento y el cincuentenario de su muerte. Ferrater fue una de las personalidades más brillantes del mundo cultural de la España de la postguerra, y uno de los poetas catalanes más importantes del siglo XX.

PUBLICIDAD
Renfe / Somos tu mejor Opción

Quien mejor lo definió fue su amigo José María Valverde, y lo hizo con sólo tres palabras. Dijo que era un «Dante sin Florencia» (Poesías reunidas, Lumen, 1970). Y esto quiere decir, en primer lugar, que nació en el país equivocado. Efectivamente: Cataluña está muy lejos de ser Florencia y, tal como van las cosas, ni siquiera tiene ningunas ganas de parecerse. Pla y Gaziel ya habían afirmado hacía tiempo que, en este país, sobresalir de la mediocridad obediente es peligroso, porque los que mandan en el mundo de la cultura no lo toleran. Además de sobresalir de este tipo de mediocridad, la inteligencia de Ferrater fue única en su época, lo cual hace que las palabras de Valverde sean todavía más verdaderas de lo que parece a primera vista.

En lo que se refiere a su poesía (Les dones i els dies, Edicions 62, 2019), la característica más espectacular es el cambio de dicción, en el sentido de elocutio; es decir, la elección y la combinación de las palabras. Es un cambio que se parece mucho al que llevaron a cabo Wordsworth y Coleridge en la lengua inglesa del siglo XIX, que consistía en acercar el lenguaje poético a la lengua viva de la época. En este sentido, podemos hablar de la poesía de antes y después de Ferrater. Por una parte, usa palabras que no se habían usado nunca, como por ejemplo: alcohol, putes, parracs, pòquer, cuneta, aeròdrom, purgacions y un largo etcétera; y por la otra, no tiene ningún problema en escribir otras que ni antes ni ahora pertenecen al catalán pedigrí (me refiero, claro, a la normativa oficial), como por ejemplo: acera, tonto, enxufat, entregar, per (en lugar de per a en los complementos benefactivos), etc.

Para leer el artículo completo puedes hacer una prueba gratuita de 15 días o una suscripción de pago. Accede si ya eres suscriptor.