La primera cámara de Ginés Cuesta (1945-2023) fue una Werlisa de baquelita, una máquina muy simple con la cual salió a la calle con 17 años a retratar su entorno: las Viviendas del Gobernador, situadas en el actual barrio de Verdun, en el distrito de Nou Barris de Barcelona. Desde ese primer momento, las calles y la fotografía quedan ligados a la biografía de un artista que había dejado los estudios a los 10 años para trabajar, primero en una carboneria de la calle Joaquim Costa y, más tarde, como repartidor en una tienda de víveres de la Gran Vía.

El joven Ginés se educó en las calles por las circunstancias en las que vivía: un piso de 20 metros cuadrados que lo empuja a salir, a relacionarse. Así, en el barrio o de camino hacia el trabajo, aprende a mirar: «La belleza la tienes que buscar y ves la belleza de las geometrías, de la luz, de los cuerpos que se dejan retratar, que juegan a las cartas, o toman una cerveza», explica Ginés Cuesta a la historiadora y comisaria de exposiciones Isabel Segura en el libro La Barcelona fotografiada que recoge las fotografías que veréis en este álbum y muchísimas más, que se conservan depositadas en el Arxiu Històric de les Roquetes-Nou Barris.

El libro, editado recientemente por el Ayuntamiento de Barcelona, tenía que ser una obra de reconocimiento de la fotografía de Ginés Cuesta, pero, desgraciadamente, se ha convertido en un libro póstumo que saca del anonimato a un artista que supo ver la belleza de las calles de la ciudad y de su gente; de los bloques prefabricados del extrarradio y de las personas que los habitan, sin buscar el drama.

A pesar de que pudo estudiar fotografía en la EMAV y trabajar para algunas editoriales haciendo fotografías para libros de texto, Ginés tuvo que ganarse la vida con otros oficios y dedicar a la fotografía, su pasión, las tardes y los días festivos. Él se declara fotógrafo de calle: el espacio que deambula y capta con su cámara en miles de negativos que acabará donando al archivo de su barrio y que son historia visual de Barcelona.

Fotografiía cedidas por el Arxiu Històric de Roquetes-Nou Barris.