Cuando salga a la luz este artículo, es posible que ya sepamos quién gobernará en España, si el bloque de la izquierda o el de la derecha. Imaginemos que el PP gana y debe gobernar con Vox, que ha obtenido buenos resultados electorales. Pasados unos días, desde la constitución del gobierno presidido por Alberto Núñez Feijóo, un representante de Vox es nombrado el nuevo ministro de Cultura. Imaginemos que una de sus primeras actuaciones es hacer público que no se van a renovar una serie de convenios y ayudas económicas firmados a productoras, artistas, fundaciones culturales y profesionales del sector, argumentando que es necesario reducir gastos, que asumen otras prioridades culturales y que se inicia un proceso de reflexión dirigido a los españoles para se percaten de que en la anterior etapa la cultura en España tenía un marcado sesgo ideológico, que debe ser modificado.

Aunque se trate de una ficción, pues no puedo prever lo que ocurrirá en los próximos meses, se basa en actuaciones que han iniciado PP y Vox desde que gobiernan juntos en distintas comunidades y municipios. Para muchas personas, este tipo de actuaciones son un claro acto de censura; sin embargo, si miramos con atención la suspensión de la obra Orlando, de Virginia Woolf, por parte de la concejalía de Cultura de Valdemorillo (Madrid), la retirada de la proyección de la película Lightyear de su programación del cine de verano por incluir un beso entre dos personajes femeninos, la retirada de la obra Muero porque no muero de Paco Becerra de la programación de los Teatros del Canal, que apoyó Gonzalo Babé, portavoz en la Comisión de Cultura durante la pasada legislatura, considerándola «una obra tan dañina como esperpéntica», vemos que hay algo más que poner en marcha mecanismos políticos para censurar y evitar que la gente pueda ver, escuchar o leer obras que, de todos modos, podrá hacerlo en otros lugares o con formas de distribución y exhibición.

Para leer el artículo completo escoge una suscripción de pago o accede si ya eres usuario/suscriptor.