Hay una imagen icónica de Odón Elorza (San Sebastián, 1955) que lo dio a conocer en toda España cuando apenas llevaba un año como alcalde de San Sebastián. Era marzo de 1992 y tanto el terrorismo de ETA como la kale borroka, que practicaban los jóvenes seguidores de la organización terrorista, estaban en su punto álgido. En aquellos tiempos se sucedían los atentados etarras y, día sí y día también, los cachorros del abertzalismo radical provocaban violentos altercados en las calles del País Vasco.

El centro de Donostia era uno de sus lugares preferidos a la hora de incendiar autobuses, colocar barricadas y liarse a pedradas o arrojar cócteles molotov contra la policía. Sus mayores practicaban terrorismo con mayúsculas, ellos, terrorismo de baja intensidad. Aquel día de 1992, a Elorza le avisaron de que un grupo de jóvenes acababa de prenderle fuego a un autobús municipal en el Boulevard donostiarra, a la entrada de la Parte Vieja y a escasos metros del Ayuntamiento. El alcalde salió de su despacho y avanzó hacia los jóvenes abertzales mientras se abría la gabardina y a pecho descubierto les gritaba «¡cobardes, que sois unos cobardes!». El video se difundió en todas las televisiones y la foto fue reproducida en todos los diarios, también en los de fuera de España.

PUBLICIDAD
Renfe / Somos tu mejor Opción

Puede parecer contradictorio, pero hace unos pocos meses, con ETA ya desaparecida, el mismo Elorza, que fue alcalde de Donostia durante 20 años y actualmente es diputado del PSOE por Guipúzcoa, se enfrentaba en el Congreso a las derechas que trataban de utilizar a las víctimas del terrorismo para atacar al Gobierno de Pedro Sánchez. En esta ocasión, en particular para descalificar los presupuestos generales, aprobados con el apoyo de 190 diputados, 14 por encima de la mayoría absoluta, entre ellos los cinco de EH Bildu.

ETA ya no existe, anunció el fin de la acción terrorista el 20 de octubre de 2011 y su disolución el 2 de mayo de 2018. Ya no hay atentados y en las calles del País Vasco reina la tranquilidad. A Elorza le molesta que las derechas quieran dar a entender que la banda sigue en activo o que sostengan que la presencia de los abertzales radicales en las instituciones democráticas es la prueba de que ETA ha ganado.

Para leer el artículo completo puedes hacer una prueba gratuita de 15 días o una suscripción de pago. Accede si ya eres suscriptor.