Si en el pasado los peregrinos eran aquellos que viajaban por devoción a un lugar sagrado a través de tierras extrañas para buscar respuesta a sus plegarias, hoy muchos turistas son peregrinos laicos que esperan, a su modo, ser transformados por el lugar visitado. El peregrinaje, lo que le impulsa a viajar, aunque muchas veces no lo sepa explicar, busca ir al encuentro de lugares míticos que antes fueron explorados por artistas, para intentar experimentar aquello que descubrieron. Siempre existirá la tendencia humana a visitar lugares para poder captar oscilaciones de la luz que toman la forma de senderos sinuosos, contemplar obras de arte que conmueven el alma o adentrarse en templos para inclinarse ante los misterios de la existencia.

No conozco ninguna persona que no haya pensado y anhelado vivir por un instante el proceso de encantamiento y deslumbramiento que experimentaron escritores como Paul Morand, Thomas Mann,  Lord Byron, el compositor Richard Wagner, el pintor Mariano Fortuny o la coleccionista Peggy Guggenheim, entre otros, en la ciudad de Venecia. Procesos similares de fascinación vivieron los artistas en localidades como Sintra, Cadaqués, Aix-en-Provence, Trieste, Veruela, Valldemosa, por no hablar de París, Londres, Roma, Florencia, Granada, Praga, Viena o Atenas, entre otros muchos destinos.

Resulta interesante observar cómo el viajero o turista se transmuta en peregrino ante el paisaje romántico de Sintra, la luz cambiante de Cadaqués, el sol que hace girar los girasoles de Aix-en-Provence, la soledad de Veruela, expresada en su monasterio... Son lugares que fueron explorados antes que nosotros por sensibilidades artísticas que supieron captar, a través de la música, la pintura, la escritura o la arquitectura, la esencia fascinante del lugar. Lo que llamamos esencia se refiere no tanto a lo visible como a lo invisible; se refiere sobre todo a lo que se siente, y no tanto a la razón que, en principio, debería permitirnos comprender todo.

Para leer el artículo completo escoge una suscripción de pago o accede si ya eres usuario/suscriptor.