Hace treinta años nos aprendimos de memoria un montón de nombres. Fueron los dioses del Olimpo de 1992. Michael Jordan, Carl Lewis, Linford Christie, Gail Devers, ‘Magic’ Johnson, Natalia Vía-Dufresne, Arancha Sánchez Vicario, Fermín Cacho, Javier Sotomayor, Heike Drechsler… Pero el Olimpo es efímero y pronto volvieron a ser terrenales. En sus vidas se han encontrado de todo, como todo el mundo. Éxitos y fracasos profesionales, enfermedades, rencillas familiares, divorcios e incluso prisión. En definitiva, han salido adelante como han podido. Pero nadie les quitará nunca que un día fueron héroes. Los héroes de las consideradas las mejores olimpiadas de la historia, Barcelona 92.